To True Catholic Homepage 
 
Back to Pope's Homepage
 
 
In English

La Silla de Pedro Llenada
24 Octubre 1998
 
por
 
Papa Pío XIII
dado en diciembre 24, 1999
 

Las Escrituras revelan que cuando la construcción del arca se terminó, Noé, su familia y los animales entraron en ella. Cuando ese proceso terminó, la puerta del arca se cerró y no podrían entrar más gente o animales. Por algunos días hubo grande paz. Después el diluvio destruyó a  la malvada raza humana. Sólo la semilla de Noé continuó la propagación de la raza humana. Noé es parecido a un segundo Adán para la humanidad. 

Los Padres de la Iglesia y los sagrados escritores usan el ejemplo de la necesidad del arca para explicar la necesidad de la Iglesia. Sólo aquéllos en el arca fueron salvos, del mismo modo, sólo aquéllos en la Iglesia son salvos del infierno. Fuera de la Iglesia  no hay salvación. 

Aquí y allá observamos el retumbar de la gente que golpea  los tambores para obtener acción en otra elección papal. Eso muestra de que son ignorantes ante el hecho de que su proceso de elección es tanto para nada. Aquéllos que proponen una elección papal en estos tiempos, es muy probable que mueran en sus pecados. La Iglesia Católica puede tener sólo un Papa. Con la elección de Pío XIII el 24 de Octubre de 1998, cualquier intento a una elección papal, mientras el Papa está sentado en la Silla de Pedro, sólo podría resultar en la producción de todavía otra línea de falsos papas. Después de Octubre 24 de 1998, la gente se convertirá o en miembros de la Iglesia Católica bajo Pío XIII y sus sucesores, o en almas de perdición. A manera de digresión, debería ser señalado que la necesidad por una elección papal se sigue de que la Silla de Pedro está vacía. A la muerte de Pío XII, los Cardenales, en malicia o estupidez, eligieron a un hombre, Angelo Roncalli como Juan XXIII, quien era masón (un hombre sin la divina fe Católica) al oficio de Papa. (El) nunca recibió el oficio (de Papa) de Dios, pues un hombre fuera de la Iglesia no puede ser elegido como su cabeza. Los falsos sucesores de Juan XXIII, es decir, Paulo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II, tampoco recibieron el oficio de Papa. La Silla de Pedro estuvo vacante por cuarenta años. 

Paso Uno!  Por dos años y medio bajo la dirección de Ken Mock, hubo un proceso firme en la preparación de la elección papal. Para los principlaes trabajadores en ese proceso de elección, los esfuerzos a elegir parecían ser ejercicios inútiles. Luego un hecho único salió a la superficie. El padre Herman Adam, de Alemania, reveló que él fue iniciado en la Diócesis de Trier, hecho que lo hacía miembro de la "iglesia" del Novus Ordo con Juan Pablo II como su papa. Ambos él y Ken Mock estuvieron decepcionados. Al instante los otros laicos, Gordon Bateman, Bobby Lyons y Paul Stramer tomaron el mando en el proceso de elección. Durante los pasados dos años y medio, la gente y el diablo estuvieron bien adormecidos, pues nada bueno (una elección papal) estaba en vias de desarrollo. Pedaleabamos una bicicleta sin cadenas. Sin embargo, tan pronto como el proceso de elección estuvo en marcha, severa oposición brotó, sin razones aparentes, excepto que estaba diabólicamente inspirada. 

El primer estruendor de problemas se vio en una terrible carta, escrita por Dominic Gruetzmacher. Poco después de eso, más del noventa por ciento de católicos en Wisconsin, Michigan y Nevada se separaron (en cisma) del remanente de católicos. No sólo dejaron de ir a Misa, sino que hasta tuvieron una fiesta un domingo por la mañana para entrenar a los niños a como ser paganos en Domingo, separándose de la Santa Misa de una vez por todas. 

Paso Dos!  Después de ser liberados de la esclavitud de Egipto, los israelitas hicieron la vil acción de adorar al becerro de oro. En castigo por ello, Dios les prohibió entrar a la Tierra Prometida. Los hizo marchar a través del desierto por cuarenta años mientras caían sus huesos en la arena. Después de la muerte de Pío XII, los Cardenales hicieron la vil decisión de elegir a un Francmasón, Angelo Roncalli (Juan XXIII), a la Silla de Pedro. Juan XXIII nunca obtuvo el oficio de Dios, pero el mundo fue engañado por sus acciones. Por ese acto de decepción, Dios condenó a los Cardenales que eran verdaderos católicos a marchar a través del desierto hasta que dejaran caer sus huesos en la tumba. Cuando todos ellos habían muerto, por ley natural, los católicos verdaderos remanentes tuvieron la obligación de elegir a un nuevo Papa. 

Paso tres!  Una y otra vez se hicieron intentos para elegir a un nuevo Papa, y por muchas razones fallaron. Después de implorar con el mundo via el web-site True Catholic en la dirección http://www.truecatholic.us/ - name stolen again - see url when clicked on, el comité de elecciones invitó a todos los católicos verdaderos conocidos a declarar su buena disposición o rechazo en la cooperación en una elección papal. Se eligió como método seguro el votar por teléfono. El cónclave comenzó en Octubre 23 de 1998 y concluyó en Octubre 24 de1998 con la elección de Lucian Pulvermacher, O.F.M.Cap., un sacerdote católico iniciado en Junio 5 de 1946, doce años antes de la muerte de Pío XII. El nuevo Papa tomó como nombre Pío XIII. 

Paso Cuatro!  En el paso dos, el significante número cuarenta salió a la vista. Dios utilizó cuarenta años para eliminar a todos los Cardenales que fueran católicos verdaderos, así abriendo el camino para una elección sin la presencia de ninguno de ellos. El número cuarenta sale otra vez como signo de que la elección de Pío XIII es similar a la resurección de Cristo de la tumba. El cuerpo físico de Cristo estuvo muerto desde las 3 p.m. del Viernes Santo, hasta las 7 a.m. el Domingo por la mañana. Son pues cuarenta horas, no más y no menos. La "muerte" aparente (estando sin un Papa viviente) del Cuerpo "Místico" de Cristo fue de exactamente cuarenta años, no más y no menos. El Papa Pío XII murió el 9 de Octubre de 1958, y Juan XXIII fue hecho falso Papa el 28 de Octubre de 1958. Fue entre esas dos fechas, es decir el 24 de Octubre que Pío XIII fue elegido. De ahora en adelante, ningun intento de elección papal podrá jamás corresponder con esa similitud con las horas físicas de la muerte de Nuestro Señor Cristo Jesús. 

Debería hacerse notar, que la honestidad en el proceso de elección fue asegurada, dando a cada verdaero católico, que quería votar, un voto privado. No hubo confabulaciones locales o familiares con los electores representativos. El voto en sí se llevo a cabo por tres Católicos responsables en un teléfono. El presidente de la votación, viajó desde Texas hasta Montana para hacer su trabajo técnico. El juramento de secreto fue demandado a cada uno de ellos. Los resultados fueron comunicados a Fr. Lucian via teléfono en la presencia de testigos en ambos sitios, y su aceptación fue también atestiguada por los mismos Católicos. 

La gente que miró los milagros de Cristo, por la mayor parte, no llegó a la conclusión de que El era Dios, el Redentor prometido. ¿Por qué? Porque todos los milagros y signos en el mundo jamás podrán comprobar una realidad sobrenatural. Sólo aquellos que tenían el don de fe podían y llegaron a la conclusión, de que Jesus era Dios. Del mismo modo, no importa que tan perfecta sea una elección papal, jamás probará a los infieles (paganos, herejes, cismáticos y apóstatas) que un Papa ha sido elegido. Una persona sin la fe jamás podrá conocer la Eucaristía hasta que la obtenga. Aquellos que buscan por una elección papal, de aquí en adelante, demostrarán que son faltos de fe. Sólo orando por fe podrán resolver su problema. 

Solución

Aquellos que se hayan unido a las filas de los herejes y cismáticos, no pueden  volver a la Iglesia con sólo ir a confesión. Lo que sucede cuando alguien sale de la Iglesia por herejía o cisma es esto: él está fuera de la Iglesia, y como tal no puede recibir los sacramentos hasta que sea primero recibido de nuevo en la Iglesia por la profesión y absolución de su censura(s). 

Dios nos dice en Hebreos 6, 4-6: "Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, Y asímismo gustaron de la buena palabra de Dios y las palabras del siglo venidero, Y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio". Imposible aquí significa demasiado difícil. Hasta la muerte el hombre, con la ayuda de gracia, puede arrepentirse y recuperar la gracia. 

Permaneciendo en pecado y bajo censura(s) por un período largo de tiempo, es similar a una persona que mantiene sus pies en una cubeta de cemento suave. Extrayéndolo sin ayuda especial se convierte cada vez más difícil. Alguien que ignora las gracias de Dios por un período prolongado de tiempo, gradualmente se hace inmerecido de la ayuda divina. 

La determinación diabólica de los cismáticos es sumamente terrible. Aqui hay una declaración tomada de una carta de un cismático: "No entraré en alguna comunicación de ninguna clase ahora, o en ningún tiempo en el futuro". Así es como los condenados se dirigen a Dios en el día de su juicio, y continúan con esa determinación por siempre, lo cual trae consigo el Juicio de Dios sobre ellos para siempre. Los condenados tienen su libre albedrío para cambiar sus mentes, pero es sabido que ninguno de ellos lo ha o habrá de hacer. Por lo tanto, invitan a sí mismos los terribles castigos de Dios, sin fin alguno. La determinación del futuro maldecido muestra su determinación (jamás cambiada) ahora mismo en sus vidas diarias en la tierra. 

Con la oración y ayuno uno puede recibir las gracias necesarias de Dios para hacer los cambios necesarios de mente (y verdadera conversión hacia Dios y Su Santa Iglesia) que traerá para el perdón divino y santa gracia. Sólo el único rebaño en la tierra bajo el único Pastor, será el único rebaño bajo el único Pastor en el cielo, por siempre. En unión con Nuestro Salvador, Oramos que ninguno se perderá y que todos serán salvos. Amén. 

   Dado en Diciembre 24, 1999 
 
    Pío, pp. XIII 
 
To Top of Page 
Top of Page
To Pope's HomepagePope's Homepage Email Address Email 
to Papal Secretary
To True Catholic Homepage